Tips para una depilación perfecta

La depilación en mujeres es una costumbre bastante común que lleva muchos años practicándose. Hay diferentes técnicas que pueden aplicarse para desaparecer el vello, algunas más costosas y menos dolorosas que otras, pero, al final todas tienen el mismo resultado: desaparecer los molestos vellos en la piel.

Dependiendo de la zona que quieras depilar, puedes elegir el método ideal pues, hay zonas que no pueden tratarse de la misma manera que todas las demás. Independientemente de la técnica que elijas, hay procesos que tienes que seguir para que a tu piel no le pase nada, en esta publicación te daremos algunos de esos consejos para cuidar tu piel antes, durante y después de la depilación y así lucir increíble.

¿Cuál es el mejor para mi piel?

Siempre que vayas a probar nuevos métodos, asegúrate que tu cutis lo resista o que no tenga reacciones alérgicas. En el caso de las cremas y la cera, muchas pieles se enrojecen, aparecen protuberancias y mucha irritación, para que esto no suceda, intenta primero en un fragmento de tu piel, si no sucede nada, puedes continuar con todo lo demás. La depilación láser también tiene que tratarse con delicadeza y acudir con profesionales para saber si eres apta o no, de esta manera estarás precavida y no sufrirás daños importantes.

¿Cuál duele menos?

Realmente esto es algo muy subjetivo ya que todas tenemos diferentes tipos de piel y tolerancia al dolor. En general, lo más doloroso es la depilación en cera, pero afortunadamente ya hay productos para la depilación sin dolor y que realmente ayudan mucho. Las pinzas y el hilo también son métodos un poco fuertes pues se jala el vello desde la raíz; con el tiempo tu piel se va acostumbrando y poco a poco dejas de sentir alguna molestia, volviéndose algo cotidiano.

¿Cuál es el más efectivo? 

Algo que tienes que saber es que ninguna de todas las opciones desaparecerá el vello por siempre. Hay muchas que lo disminuyen en un gran porcentaje o que lo adelgazan a tal grado de ya no verse, pero desgraciadamente aún no hay alguno para que nunca vuelva a nacer. Hasta ahora, lo más efectivo es la depilación láser, pues progresivamente va adelgazando el vello y retrasando su nacimiento, haciendo que no tengas que depilarte frecuentemente y solo se vuelva algo muy ocasional.

Piel limpia

Es fundamental que antes de que inicies un proceso, limpies el área que se depilará, no importa bajo qué método. Esto es para evitar infecciones, granitos o imperfecciones, pues al momento de retirarse el vello, los poros quedan abiertos y vulnerables a que polvo u otros agentes entren a tu piel.

Post depilación 

Después de que todo haya terminado, debes hidratar tu cutis, pues al momento de entrar en contacto con los productos de depilación, se debilita y daña un poco. Al aplicar una crema o suero hidratante, tu piel sanará mucho más rápido y evitaras que luzca maltratada, reseca, roja o irritada.

 

 

 

 

 

You might also like

Comments are closed.